Acné, ¡ponle freno!

El acné a día de hoy es uno de los mayores problemas con los que se encuentran las adolescentes y las no tan adolescentes. 


Para evitar la extensión a varias zonas del rostro hay que tener sumo cuidado con la higiene diaria, tanto si te maquillas como si no. Eso de que los "granitos" te salen por causa de maquillarte todos los días no siempre es cierto, se puede deber a un mal desmaquillado. Al no limpiar bien el rostro el maquillaje queda en los poros, estos poros al verse obstruidos se infectan y producen lo que conocemos como punto negro llegando poder a ser una pústula (granito con pus). También se puede deber a la pubertad, el descontrol de las hormonas tanto femeninas como masculinas, el tener una dieta desequilibrada, no lavarse la piel por las noches después de haber estado en contacto con la contaminación atmosférica...

Según el motivo, habrá varias soluciones:
- Cambio hormonal: Es mejor acudir a un médico especializado, un dermatólogo. Aún así, a mi me han ido muy bien las toallitas de eritromicina y la pomada Bactroban (ambos productos poseen acción antibacteriana). De venta en farmacias y no necesitan receta médica.
- Polución: Debemos lavar el rostro todas las noches antes de irnos a dormir y nada más levantarnos.
- Dieta: Evita comer alimentos con alto contenido graso como podría ser el queso, el chorizo, mucha carne...
- Mal - desmaquillado: Retira el maquillaje con un producto desmaquillante, no intentes retirarlo con "agua y jabón", no es bueno y puede hacer que tu piel reaccione con más imperfecciones. Seguidamente, lava la cara con agua y un jabón neutro, el cual se puede adquirir en farmacias.
Esto debe de ser una rutina, no vale hacerlo 3 días y luego como veo que desaparecen me olvido, no, esto debe ser constante, así te verás mejor  y la piel te lo agradecerá.


No hay comentarios