Arrugas, ¡conócelas!

Son unas de las mayores enemigas de la población de mediana-elevada edad, las arrugas.

Pero, ¿sabes qué son?
Las arrugas son surcos que aparecen en la piel como consecuencia del envejecimiento. Su aparición puede acelerarse por la influencia de agentes como el sol, el tabaco, falta de higiene…


Parémonos por un segundo, todas las arrugas no son malas, es decir, no son a causa del envejecimiento. Encontramos las arrugas de expresión, que son la acentuación de los pliegues expresivos del rostro.

La formación de arrugas se debe a:
  • Los movimientos de los músculos.
  • A la pérdida de elasticidad de las fibras de colágeno.



Podemos distinguir cuatro fases en el ciclo de formación de las arrugas:
Ø  20-25 años: Aparecen en la frente y en el surco nasogeniano (línea que se forma al sonreír). La piel comienza a deshidratarse.

Ø  25-35 años: Se marcan con mayor intensidad, sobre todo en la zona de los ojos (pata de gallo), pliegue sublabial (encima del labio), entrecejo y cuello.

Ø  A partir de los 45 años: Aparecen las arrugas preauriculares, que con el tiempo se unen al cuello.

Ø  55 años: Aparecen arrugas peribucales (se intensifican en fumadores/as) y se marcan las bolsas de los ojos.


Los años van a ir marcando las arrugas aumentando la profundidad de estas.

Hasta día de hoy no hay tratamiento cosmético que las elimine, pero con los cuidados adecuados se puede mejorar su apariencia. Lo que podemos hacer es realizar tratamientos preventivos que retrasen su aparición.

Por otra parte, podemos encontrar tratamientos médicos que sí las eliminan temporalmente como podría ser el botox o el ácido hialurónico, cuyos efectos, repito, son temporales. Su tiempo dependerá de la forma de introducción, de la persona, de los cuidados que haya tenido esa piel…


No hay comentarios